¿Cuál es mi mascota ideal? Hay muchas personas interesadas en acoger, en sus vidas, un nuevo compañero del reino animal. Sin embargo, no es fácil elegir la mascota más adecuada para cada caso. Lo cierto es que hay muchas más opciones más allá de los perros y los gatos. Si te gustan los animales, seguro que ya sabrás por dónde vamos. Aprovecha y fórmate con nuestro Máster en Patologías Veterinarias y conviértete en un experto de la salud animal.

Mi mascota perfecta: pistas para encontrarla

Como ya hemos dicho, no siempre es fácil elegir la mascota más adecuada para uno. Lo cierto es que cada persona tiene sus rutinas, manías y horarios. Asimismo ocurre con los animales. Cada especie tiene unas necesidades concretas y requiere de un grado de atención u otro. Antes de lanzarte a la desesperada a encontrar lo que llamamos ‘mi mascota ideal’, responde estas preguntas. Seguro que te ayudarán a evitar decisiones precipitadas.

1-. ¿De cuánto tiempo libre dispones?

No es lo mismo tener unos horarios laborales repartidos a lo largo del día que tenerlos en jornadas intensivas. Por ejemplo, tener un perro y, a la vez, un horario que te impide estar en casa frecuentemente no es muy buena idea. Una mascota como un perro necesita de atenciones específicas cada pocas horas. Así, para sacarlo a pasear y hacer sus necesidades es necesario que cuentes con horas libres o que trabajes cerca de casa y tengas la suficiente autonomía para sacarlo. En cambio, un felino o un roedor son exactamente lo contrario.

2-. ¿Qué haces en tus días festivos?

¿Eres una persona aventurera que aprovecha todos los fines de semana o puentes para irse de viaje? Entonces, encontrar un animal de compañía perfecto para tu caso no es tan fácil. Recuerda que cualquier animal es un ser vivo que necesita de cuidados. Sin embargo, una de tus opciones podrían ser los loros, periquitos u otro tipo de pájaros y aves. Sin embargo, es importante que mantengas siempre limpio su espacio, con comida y agua accesibles. Nunca dejes un animal solo, sea cual sea, por largos periodos de tiempo.

3-. ¿Tienes de amigos o familiares que puedan socorrerte?

Es normal que, en algunas ocasiones, tengamos que marcharnos a algún sitio en el que no podamos llevarnos a nuestras mascotas. Cuando ocurren estas cosas, saber que tenemos a alguien a quien poder llamar y pedirle «¿puedes quedarte un par de días mi mascota?» nos da tranquilidad. Si, en tu caso, vives en una gran ciudad o no dispones de nadie a quien recurrir, tranquilo. Siempre podrás recurrir a alguien que se dedique profesionalmente a ello.

4-. ¿Con quién comparto hogar?

Si vives solo o sola, puedes saltarte este punto directamente. Sin embargo, si convives con tu familia, pareja o compartes piso… ¡Aquí tienes una pregunta imprescindible! «¿Podrán mis compañeros convivir con mis compañeros mi mascota?». Asegúrate de que nadie tiene alergias, fobias o miedos.

5-. Compromisos: ¿si o no?

Antes de adoptar cualquier tipo de mascota, debes responder sinceramente estas pregunta. Adoptar un animal debe hacerse siempre bajo el compromiso de cuidar de él. Si estás comprometido con ello, no lo dudes, ellos te devolverán el cariño y amor que tú les des.