Todos hemos oído acerca de las terapias con animales. También hemos visto las grandes capacidades de uno de los mejores amigos del humano: el perro. Sin embargo, ¿Sabes en qué casos son de gran utilidad los perros de terapia? Te lo contamos a continuación, ¡quédate y echa un vistazo a nuestro Máster en Terapia Asistida con Perros!

Perros de terapia: ¿qué razas son las más apropiadas?

Antes de indicar ningún tipo de raza, desde aquí no queremos dejar de recordar un asunto muy importante. Cualquier perro tiene capacidades de ser «terapéutico» en su amo. Sea cual sea su raza. Sin embargo, en terapias diseñadas para fines en concreto, algunas razas muestran más habilidades que otras. Aquí va un pequeño resumen sobre este factor:

1- Golden Retriever:

Los Golden Retriever están considerados como perros inteligentes y aptos para terapias en las que los sentimientos son importantes. Por ejemplo, estos peludos pueden verse en terapias en hospitales o en terapias con personas mayores.

2- Labrador:

Conocidos por su lealtad, es precisamente esta característica lo que les convierte en un gran asistente en terapias. Los perros de terapia deben ser adiestrados y los labradores son perros inteligentes capaces de entender y ejecutar ciertos tipos de comportamiento.

3- Galgo:

Además de su peculiar estética, los galgos son también excelentes perros de terapia. Mucho más allá de su apariencia de debilidad, el galgo es uno de los canes más dóciles y afables. Podrían considerarse grandes compañeros en paseos, por lo que favorecen la movilidad.

4- Pastor Alemán:

Esta raza canina no es solo reconocida por su papel como asistente en casos policiales. Sus grandes capacidades e inteligencia le convierten también en un excelente perro de terapia. Es reconocido por saber afrontar cambios y no ser rencorosos.

5- Caniches:

Los poddles o caniches, tan famosos por sus peinados y cabellos esponjosos, son también excelentes compañeros para las terapias asistidas con perros. Amigable, obediente, bonito y de tamaño pequeño-mediano. Ideal para las terapias que impliquen a niños.

Casos en los que intervienen los perros terapéuticos

Los casos en los que los perros pueden ayudar a los humanos son casi innumerables. Ante todo, estos animales son nuestros mejores amigos por su cariño, compañía y motivación. Sin embargo, la terapia asistida con perros se aplica en casos como:

  • Personas con diversidad funcional
  • Autismo
  • Psicoterapias
  • Psicopatologías
  • Asistencia diaria para ceguera, sordera..

Como ves, son muchos los casos en los que estos animales pueden participar. Si te apasiona este ámbito, no te pierdas nuestro curso y conviértete en un especialista de las terapias asistidas con perros.